DEMANDAS ESENCIALES DE LAS ORGANIZACIONES DE TRABAJADORAS DE HOGAR Y DE CUIDADOS DEL ESTADO ESPAÑOL DE CARA A LA RATIFICACIÓN DEL CONVENIO 189 DE LA OIT Y SU DESARROLLO NORMATIVO POSTERIOR

  1. Incorporación plena en el Régimen General de la Seguridad Social, eliminando el sistema especial, y su reconocimiento en el marco del Estatuto de los Trabajadores.
  2. Eliminación de la figura del desistimiento, por suponer una forma de despido libre e injustificado, y aplicación del régimen jurídico de la extinción del contrato bajo el artículo 49 del Estatuto de los Trabajadores.
  3. Prestación por desempleo equiparada al Régimen General de la Seguridad Social.
  4. Incorporación del tipo de cotización del Fondo de Garantía Salarial (FOGASA) y equiparación de derechos en su acción protectora, adaptándolo a las particularidades del entorno y sector laboral.
  5. Integración de las lagunas de cotización de la Seguridad Social para equiparar las pensiones a las del resto de trabajadores/as.
  6. Incorporación del sector al ámbito de aplicación de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Reconocimiento de las enfermedades profesionales asociadas al sector e incorporación al ámbito de protección de la Seguridad Social.
  7. Medidas específicas para garantizar inspecciones de trabajo eficaces.
  8. Mayor protección para las trabajadoras de hogar en régimen interno, con mecanismos de control para garantizar los descansos, regular el régimen de pernocta, el salario en especie, el derecho a la privacidad, la intimidad y su bienestar, entre otros.
  9. Medidas que faciliten los trámites para la contratación y afiliación en el sistema de la Seguridad Social de las trabajadoras sin contrato, regularizadas o no, que se calculan en torno a 200.000 según estadísticas oficiales.
  10. Puesta en marcha de la Regularización Extraordinaria de las personas migrantes que están en España (ILP) y modificación de la Ley de Extranjería (LO 4/2000) para la flexibilización de los requisitos y procedimientos de arraigo social, arraigo laboral y reagrupación familiar.
  11. Fortalecimiento de las políticas públicas de cuidados y apoyo a las familias con rentas más bajas que, ante la insuficiencia de recursos públicos, dependen de la contratación de una trabajadora de hogar para proveer de cuidados a las personas en situación de dependencia, con medidas, entre otras, como:
    a. Eliminación de las bonificaciones generales de las cuotas a la Seguridad Social y aumento de las bonificaciones específicas u otro tipo de medidas de apoyo según renta y necesidad.
    b. Incremento de los recursos y prestaciones del Sistema de Atención a la Dependencia.
    c. Reconocimiento de las tareas de cuidados realizadas por las trabajadoras del hogar.
    Es el Estado quien, en el marco de sus políticas públicas de cuidados, debe asumir el incremento en los costes para garantizar tanto el derecho al cuidado de todas las personas que lo necesitan, como unas condiciones laborales dignas en el empleo de hogar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies