Organizaciones sociales denunciamos que la Dirección del Centro Educativo Cruz de Piedra de Jumilla impide la posibilidad de usar el pañuelo islámico a una niña en sus instalaciones.

Las ONG’s Convivir Sin Racismo, Murcia Acoge, la Federación de Asociaciones Africanas de Murcia y la Coordinadora de ONGD de la Región de Murcia denunciamos estas prácticas que vulneran los derechos humanos y señalamos que la Consejería de Educación tiene el deber de garantizar que
se respete el principio de no discriminación en la educación.

NOTA DE PRENSA.

A una niña de 13 años no se le permite estudiar en el Colegio Concertado Cruz de Piedra de Jumilla por el hecho de llevar velo. El centro lo impide aduciendo una norma interna que prohíbe asistir a clase con prendas que cubran la cabeza, no teniendo en cuenta que el uso de símbolos y prendas religiosos y culturales es un elemento del derecho a la libertad de expresión y del derecho a manifestar la religión o las creencias, cualquiera que sea, en público y en privado.

Desde la Coordinadora de ONGD se han realizado diversas gestiones, a petición de la familia de la menor, ante la inspección educativa y el propio centro, para que reconsiderasen está decisión, pero tras varios intentos la dirección del centro educativo se reafirma en su decisión anteponiendo una norma arbitraria al cumplimento y respeto a derechos fundamentales.

Las Organizaciones sociales recuerdan que el artículo 16 de la Constitución reconoce la libertad religiosa, garantizándola tanto a los individuos como a las comunidades, «sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la Ley». Y que el Tribunal Supremo destacó en una sentencia sobre la prohibición del uso del velo, que las restricciones a los derechos humanos, incluido el derecho a la libertad de religión, deben ser prescritas por ley y deben ser conformes a la Constitución española y a las obligaciones internacionales contraídas por España en materia de derechos humanos.

Así mismo destacan que esta decisión no solo vulnera el derecho a la libertad religiosa, sino que además impide que una menor asista a clase con normalidad, aislándola de sus compañeros y compañeras durante varias semanas hasta que se matriculó en otro centro escolar, colocándole obstáculos al ejercicio de su derecho a la educación obligatoria.

Por ello hacemos un llamamiento a la Consejería de Educación de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia para que garantice que las restricciones impuestas por las autoridades de centros escolares individuales al uso de vestimenta que pueda afectar al ejercicio del derecho a la libertad de expresión y de religión o creencias sean conformes con el derecho internacional de los derechos humanos. Pese al principio de autonomía de cada centro educativo, tanto el Estado como la Comunidad de Murcia tienen el deber de garantizar que se respeta el principio de no discriminación en la educación.

Y exigimos la retirada de cualquier norma interna en los centros educativos sostenidos con fondos públicos que condicione el derecho a la educación en función de si se lleva o no velo u
otros símbolos y prendas religiosas y culturales.

Murcia, 12 de noviembre de 2018

Etiquetado con: , , , , , , , , , , ,
Publicado en: Comunicados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: